FLAVOR NEW YORK CITY

Comer como un local ahora es más fácil.

Descubra los secretos de la escena gastronómica de la Ciudad de Nueva York aquí mismo, durante su estadía, gracias a la experiencia culinaria especialmente diseñada que le ofrecemos: Flavor by Loews Hotels.

Nos hemos asociado con los mejores y más representativos productores artesanales de comida y bebida para que nuestros huéspedes puedan vivir una experiencia gastronómica auténticamente neoyorquina. Haga clic aquí para conocer más sobre nuestras exclusivas propuestas culinarias y sobre Flavor New York.

Nuestros socios

Bon Vivant

Cualquiera que pruebe los clásicos petit fours y minipasteles de esta panadería sentirá que la vida es pura dulzura. Cada uno de ellos parece una obra de arte. Además de estar decorados con bellísimos diseños florales, tienen un sabor exquisito. Se preparan con huevos de granjas de Nueva York y crema de mantequilla aromatizada con intensos toques de capullos de lavanda, vainas de vainilla o crema inglesa de limón. Pruebe los irresistibles y pequeños petit fours o los minipasteles individuales en The Regency Bar & Grill.

 

Brooklyn Gin

Elaborada con gran dedicación en Hudson Valley, esta ginebra es el resultado de un proceso artesanal en cantidades limitadas y es tan rica que beberla sola ya es un deleite. Esto se debe a su receta sencilla pero desbordante de sabor, que incluye cáscara de cítricos frescos y enebro trozado a mano. El proceso dura tres días y se lleva a cabo íntegramente en un alambique de Christian Carl. Es la metodología antigua lo que realmente ofrece un resultado excelente. Pruébela en The Regency Bar & Grill.

Olivella Bread

En la Ciudad de Nueva York, el rey de la pizza es Salvatore Olivella, un italiano oriundo de Nápoles que llegó a posicionarse en el ámbito culinario asesorándose en las principales pizzerías de Nueva York. Aquí, en The Regency Bar & Grill, puede probar dos de sus exclusivas pizzas, Truffle y Diavolo, elaboradas con su típica corteza carbonizada. (La mezcla especial de harinas es un antiguo secreto familiar.)

Mah-Ze-Dahr

El nombre de esta panadería en West Village es de origen urdú y hace referencia a la esencia, los sabores y la magia de la comida. De hecho, cuando uno prueba su amplia variedad de dulces delicias no siente que está comiendo un simple postre, siente que está viviendo toda una experiencia. Esto se debe a que Umber Ahmad, la propietaria y querida pastelera, sabe utilizar con delicadeza las especias y se inspira en lugares del mundo entero. Los brownies de mantequilla de avellana y las rosquillas de brioche se han vuelto toda una sensación en las redes sociales y no es casualidad. Pruebes estos manjares en The Regency Bar & Grill.