Flavor Ventana

Comer como un local ahora es más fácil

Pruebe la comida y la bebida auténtica del sudoeste con nuestra experiencia culinaria conservada, Flavor de Loews Hotels.

Es difícil que el desierto esté vacío cuando se trata de comidas inspiradas. Pruebe la abundancia del sabor local en Flavor Tucson, aquí en Loews. Nos hemos asociado con los artesanos en comidas y bebidas más amados y locales, para que usted pueda experimentar lo auténtico de Tucson, bocado a bocado, sorbo a sorbo. ¿Qué es lo mejor? Podrá tenerlo sin necesidad de salir de la propiedad.

Nuestros socios

Tuscon Tamale Company

El fundador y chef Todd Martin enorgullece a las especialidades del sudoeste. Dejó su empleo en una compañía de Fortune 500 para seguir su pasión culinaria: tamales artesanales con la receta de su familia, sin gluten. Ahora con tres restaurantes locales (y presentaciones en las estanterías de los almacenes de todo el país), el plato característico de Todd es seguido por muchas personas. Hay más de 25 variedades, desde la variedad vegana con maíz azul y verduras hasta el bife con pimientos rojos para los amantes de la carne. Mientras está en Loews, pruebe algunos favoritos, como un tamal de desayuno en Canyon Café y un tamal del desierto en Cascade Lounge.
 

Dragoon Brewing Company

Atención, fanáticos de la cerveza: no querrán perderse un trago en esta cervecería de Tucson. Tenemos algunas en los grifos de nuestros restaurantes de Loews Ventana. Levante la copa, brinde y disfrute del hecho de que esta cerveza está elaborada con el corazón. Dragoon fue creado por un padre, su hijo y un amigo, quienes llevaron su pasión por la elaboración artesanal a las masas cuando abrieron una cervecería en 2011. Ahora con 30 cervezas diferentes elaboradas a lo largo del año, todas con trigo cosechado en la temporada, es un nombre muy reconocido a nivel local y también es parte de nuestro brunch Blues, Brews & BBQ.

Barrio Bread

El propietario/panadero Don Guerra creció cocinando en una panadería con su madre en Phoenix. Luego de trabajar en panaderías y de un período de siete años como maestro, regresó a su idea de la cocina de corazón, casera y en el vecindario. Barrio nació en Tucson en 2009 y el pan de Don se ha convertido en una leyenda local. Debemos atribuírselo a sus técnicas milenarias de panadería y al uso de granos de cosecha local. Los fanáticos confían ciegamente en el interior blando y la corteza perfectamente crocante. Descúbralo por usted mismo en los restaurantes del resort, en donde se sirven sus creaciones.